Distribución inteligente

La vida resultará más cómoda si tenemos en cuenta durante la distribución las tres áreas principales de trabajo que existen en toda cocina: limpieza, cocción y almacenaje.

1: LIMPIEZA

Preferiblemente se ubicará próxima a una fuente de luz natural. Limpieza de alimentos, retirada selectiva de residuos y lavado de los utensilios.

2: COCCIÓN

La amplitud lateral en ambos lados nos facilitará la preparación de la comida. Cajones y gavetas facilitarán el acceso a los utensilios necesarios para la preparación y cocción de alimentos.

3: ALMACENAJE

Su ubicación determinará la distancia a recorrer en los desplazamientos que realizamos en la cocina.

Planificación eficiente

Cada cocina requiere de una distribución específica que se adapte al espacio disponible en el hogar.

COCINA LINEAL

Ideal para un espacio estrecho y reducido. Se dispone linealmente en un lateral.

COCINA EN “L”

Una solución pensada para que se adapte a un gran número de viviendas.

COCINA EN “U”

El espacio central facilitará los movimientos entre zonas de trabajo si se respeta un espacio mínimo de 150 cm.

COCINA EN PARALELO

Equilibrada para espacios con ventanales exteriores que permiten el acceso de luz natural a la cocina.

COCINA CON PENÍNSULA

Diseñada para integrar dos espacios de la casa dentro del concepto Living – Kitchen.

COCINA CON ISLA

Proyectada para viviendas con espacios amplios. Facilita la integración con el resto del hogar.

Flexibilidad a la medida

La planificación de la cocina en ocasiones está condicionada por limitaciones arquitectónicas o instalaciones que reducen las posibilidades de diseño.

La flexibilidad y la capacidad de adaptación del mobiliario a la medida del espacio disponible es una de las principales ventajas que OB ofrece desde sus inicios.

OBCocinas