• Inicio
  • / Blog

¿Cocinas blancas o de color? Pros y contras

Categoría:
  • Inspiración
  • 16/07/2023
    Compartir artículo en:

     

    Si ya has empezado el diseño de tu nueva cocina, habrás visto ya muchos de nuestros catálogos. Ante tanta variedad de acabados, es más que probable que te haya asaltado una duda: ¿quiero una cocina blanca o de color?

    Te entendemos perfectamente. Es muy normal tener una idea preconcebida de lo que buscas pero haya otra nueva que te enamore y estés hecho un lío. Y como la mejor forma de tomar una decisión es valorar los puntos a favor y en contra, por aquí te pasamos una lista de los principales a la hora de elegir el tono de tu cocina.

     

    Pros de las cocinas blancas

    A pesar de las últimas tendencias, hay quien sigue prefiriendo las cocinas blancas. Y no nos extraña nada, porque la verdad es que reúnen una gran cantidad de ventajas frente a las de otros colores.

    Para empezar, resultan muy luminosas, al reflejar casi toda la luz que recibe, sobre todo aquellas de acabado brillo. Por eso, el blanco se recomienda especialmente para cocinas con poca entrada de luz natural al día. Si además de ser un poco oscura, tu cocina también es pequeña, el color principal que deberías elegir es, sin duda, el blanco.

    Este color tiene muy poco peso visual, una característica indispensable en una habitación en la que necesitamos muchos muebles para almacenar alimentos y utensilios. El blanco ayudará a crear sensación de amplitud, sobre todo si lo utilizas también en las paredes (en ese caso, quedarán casi “camuflados”).

    Además, las cocinas blancas resultan más versátiles, ya que combinan perfectamente con cualquier otro color, material o acabado; y son útiles para generar casi cualquier tipo de estilo (rústico, minimalista, clásicas…). Cansarse de este color es muy difícil, por lo que resistirá bien el paso del tiempo.

     

    Contras de usar el blanco en tus muebles de cocina

    Sin embargo, si no tenemos un gusto estético bien definido o no tenemos muy entrenadas nuestras habilidades de decoración, las cocinas blancas pueden resultar muy impersonales e incluso aburridas.

    Para restarles frialdad, te recomendamos leer nuestro artículo con trucos para dar calidez a tu cocina blanca.

     

     

    En defensa de las cocinas de color

    Nuestro primer argumento a favor de las cocinas de color es que… ¡para gustos, colores! Y es que hay quien piensa que una cocina que no sea blanca es sinónimo de un exceso de color, incluso estridencia. Y nada más lejos de la realidad.

    Existe una amplísima gama de colores neutros (beiges, grises, marrones, cremas…) que nada tienen que envidiarle al blanco en lo que respecta a atemporalidad. En cocinas muy luminosas son una apuesta segura para crear espacios más acogedores. En el mismo sentido, estos colores (a los que añadiríamos el negro), también son muy útiles en casi cualquier estilo de interiorismo.

    Y no solo eso, sino que además, son ideales si queremos transferir una personalidad única a nuestra cocina. Cada color posee un significado propio y transmite unas sensaciones únicas. ¡Aprovéchalas!

    Además, las cocinas de color son mucho más sufridas que las blancas, sobre todo si utilizamos acabados mate.

     

    Contras de las cocinas de color

    En contra, reconocemos que el color siempre es una apuesta más arriesgada y podemos equivocarnos; así como al combinarlo con otros materiales. Por suerte, para aconsejarte siempre vas a tener de tu lado a nuestros distribuidores. ¡Déjate aconsejar!

     

    • Facebook
    • Instagram
    • Linkedin
    • Pinterest
    Descarga nuestro catálogo
    OB Cocinas
    CO - 3103 Km. 10 - 14420 - Villafranca - Córdoba (España)
    T: 957 19 12 00
    Export: 0034 957 191 213
    Área privada
    • Aviso legal
    • Política de privacidad
    • Política de Cookies